lunes, 10 de octubre de 2016

Chistes

Había una vez un hombre tan pequeño que se subió encima de una canica y dijo: ¡El mundo es mío!

Dos presos en la cárcel y uno le dice al otro:
- Oye, ¿y tú porqué estás aquí?
- Pues por lo mismo que tú. ¡¡¡Porque no me dejan salir!!!

Jaimito llega de jugar al fútbol y está súper contento. Y le dice a su padre: “¡¡Papá, papá, jugué el mejor partido de mi vida!! ¡¡Metí tres goles!!”
“Ala, que bien Jaimtio. ¿¿Y cómo quedasteis??”
“Pues perdimos 2 a 1.”

La madre de Jaimito está hablando con una amiga y le dice: “Pues a mi hijo Jaimito le gusta mucho bailar y cantar y de mayor quiere dedicarse a una de esas dos cosas, pero no sabe qué elegir”
A lo que la amiga le contesta: - Pues yo creo que debería elegir el baile.
- ¿Por qué? ¿Le viste bailar?
- No, ¡¡pero le he oído cantar!!!

Jaimito es un niño bastante travieso, pero esta vez va con su madre a una fiesta y mamá quiere que se porte bien.
Así que le dice: “Jaimito, si tienes ganas de ir al lavabo dime que te vas a América, ¿vale?”
“Vale, mami, eso te diré.”
Están los dos en la fiesta y al cabo de un ratito, Jaimito le dice a su madre: “¡Mami, me voy a América!”
La madre entiende lo que ha dicho su hijo, pero la señora que estaba hablando con ella no, así que le pregunta a Jaimito: “¿Y que harás solo allí?”
“Pues, señora, voy a ver Chi-cago”